Cómo conectar con tu yo interior

Entrar en contacto con uno mismo no siempre es fácil teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad centrada al cien por cien en la exterioridad. De hecho, el poder de la apariencia a veces ejerce una gran presión para la mente humana. El qué dirán sigue siendo una limitación frecuente para muchas personas que viven en los pueblos. Pero además, la velocidad de vértigo a la que vivimos a nivel laboral también impide, en cierto sentido, la pausa, el reposo y el descanso.

Pero detener el paso es esencial para poder reflexionar y también, para poder pensar en uno mismo. De hecho, nunca deberías olvidar que por mucho que quieras a otras personas no existe nadie más importante para ti que tú mismo. Este principio no es egoísta sino una fuente de bienestar emocional que repercute en ti de una forma positiva y también mejora tu relación con los demás.

Para conectar con tu yo interior debes buscar un hueco en el día a día en el que puedas alejarte de todo y descansar. Pero además, también es importante que aprendas a disfrutar el fin de semana de actividades que favorecen el silencio y la escucha. Por ejemplo, una visita al campo donde puedes disfrutar en contacto con la naturaleza y tomar conciencia también de los valores ecológicos.

Las relaciones sociales de confianza, en concreto, la amistad y el amortambién te ayudan a vivir mejor. Por ello, cultiva la confianza con tus amigos porque en la medida en que puedes hablar de tus preocupaciones e inquietudes con una persona a la que quieres y que te aprecia entonces, también puedes conocerte mejor y obtener apoyo, consejos y consuelo.

Cultiva tu autoestima día a día y recuerda que el principio del amor comienza por ti mismo.