¿Cómo es el postoperatorio de una rinoplastia?

Al día siguiente de la intervención, una vez se ha recuperado de la anestesia, el paciente presenta equimosis (moratones) alrededor de los ojos, la férula (escayola) en el dorso de la nariz, un taponamiento nasal (que se retira a las 24 horas) y la cara moderadamente inflamada.

Contra lo que se pudiera suponer, el dolor no es relevante.  Se recomienda evitar hacer esfuerzos importantes durante la primera semana. Pero, salvo por las limitaciones debido al aspecto que presenta, el paciente puede realizar una vida razonablemente normal.

A la semana de la intervención se retira la férula, habiéndose desinflamado para entonces tanto la nariz como la cara de forma notable. Entre el día 8 y el 10 de la intervención el paciente puede reiniciar normalmente su actividad social y laboral, evitando la actividad física intensa (gimnasio) hasta que haya transcurrido un mes.

La medicación específica que se le recetará durante el postoperatorio consistirá en analgésicos (Ibuprofeno) y pomadas antibióticas intranasales. No suelen ser necesarios los antibióticos por vía oral.

Otras indicaciones serán:

  • Dormir con la cabeza inclinada unos 30º durante la primera semana
  • Evitar sonarse la nariz. Aplíquese pulverizadores acuosos.
  • Si usa gafas se puede adquirir un sistema de apoyo en las mejillas

Para un óptimo resultado es esencial que siga atentamente las instrucciones de su médico.