Descubre tu valor interno

Seguro que en las relaciones personales has descubierto que existen personas con diferente tipo de personalidad a la hora de afrontar una discusión o un enfrentamiento.

Lo cierto es que algunas personas tienen tal inseguridad que no asumen que no siempre pueden complacer a los demás, es decir, tienen derecho de tener su propia opinión sin tener temor de llevar la contraria al otro. De hecho, en una relación de amor, amistad o familiar es mucho más enriquecedor que cada ser humano pueda mostrarse tal y como es.

Por esta razón, uno de los aprendizajes más importantes que además, es un síntoma de autoestima es aprender a decir no. Es decir, debes sentirte libre para pedir o aceptar aquellas peticiones y planes con los que estás de acuerdo o te sientes bien pero también debes sentirte libre para decir que no a determinados favores. Eso sí, siempre debes explicar los motivos por los que dices que no a otra persona para que, al menos, pueda comprenderte.

Por otra parte, al igual que tienes que mostrarte receptivo a la hora de alogiar a tus amigos o familiares cuando crees oportuno también debes mostrar tu disconformidad con ellos en las situaciones que convenga bajo tu punto de vista. Hablando se soluciona cualquier diferencia, al menos, es posible que podamos ponernos en el lugar del otro.

Debes descubrir tu valor interno pero para ello, tienes que aprender a mostrarte tal y como eres sin ningún tipo de temor. Implícate en tu destino y aléjate del plano de la pasividad, es decir, no vivas a merced de aquello que quieran los demás puesto que tú tienes tu propio criterio.