Enjuagues capilares

El cuidado del cabello ha evolucionado muy rápidamente y los productos especializados deben cumplir cada vez más exigencias, para quienes desean que los beneficios provengan pura y exclusivamente de la naturaleza te acerco este pequeño informe:

Los champues y los acondicionadores capilares han ido estableciéndose cada vez más, hay cabellos quebradizos, teñidos, castaños, pelirrojos, rubios y largos, la presión social sobre nuestra cabellera no es menor, tiene que estar brillosos, sin puntas florecidas, sin embargo todo esto que hace al aspecto poco tenga que ver con la naturaleza inherente de cada cabellera.

De hecho en el intento de que encaje con el estilo del momento, existen varios tratamientos capilares, muchos a base de siliconas, que el cabello colapsa, un pelo sano debe estar fuerte y brilloso en forma natural.

Una excelente combinación de vitaminas, proteínas y minerales aplicados a nivel externo y una correcta alimentación que sea equilibrada serán los aliados infaltables.

Máscara con aceites tibios:

Especiales para los cabellos secos y que precisan desnutrición, en tal caso entibiar en forma ligera el aceite de su elección.

Opciones:

1 yema de huevo y 1 cucharada de aceite de soja, reconstituye la fibra capilar.

Aceite de maíz, hidrata y protege, usar 2 cucharadas soperas sobre el largo del cabello.

Aceite de romero, para los cabellos normales y con caída, usar 2 cucharadas soperas, realizar fricciones en el cuero cabelludo.

Aceite de almendras, reparador de los cabellos con permanente o con tintura.

Aceite de palta, brinda vitaminas D y E.

Miel y aceite de germen de trigo, fundir 1 cucharada sopera de miel e 3 de aceite de germen de trigo, nutrirá y cuentan con un efecto antioxidante contra los radicales libres, la piel aportara una acción bactericida.