La enuresis: hacerse pis en la cama

Es muy común que el niño, ya mayor de cinco años de edad, continúe haciendo pis en la cama, y eso puede suceder dos o más veces por semana. En esos casos, los padres deben comenzar a ayudar al niño a cambiar ese hábito.

Para ello, es importante no regañarlo ni hacerlo sentir culpable, ya que el niño no lo hace a propósito. Además, no se le deben colocar pañales, porque de ese modo no se lo está ayudando a superar el problema.

Lo que sí deben realizar los padres en esos casos es comprobar que el niño no moje la cama por una enfermedad orgánica, en cuyo caso se deberá tratar con el médico, detectar que no se haga pis encima porque tema a la oscuridad y por ese motivo el niño no se anime a levantarse de la cama para ir al baño. También se debe descartar que el niño no se haga pis por problemas emocionales o psicológicos, y en el caso que sí sea por esa razón, se deberá consultar a un especialista, un psicólogo para ayudar al niño a superar sus traumas.

Los problemas emocionales en general son la consecuencia de la cama mojada y no la causa, como se solía creer. Para controlar la enuresis (el síntoma de hacer pis en la cama) se debe alentar al niño a mejorar sus problemas de ansiedad, miedo y aislamiento.

Recuerden que el niño es inocente, y él mismo sufre vergüenza cada vez que se levanta mojado, así que el apoyo de sus padres es la clave para que salga adelante y supere la enuresis.