La vitamina A

Potencia la vista, favorece la juventud de la piel y el desarrollo normal de los huesos, todas las vitaminas son esenciales para nuestra salud, mientras que algunas te previene de las infecciones o ponen una barrera a los años, otras se encargan de fortalecer nuestro organismo o apuntalar nuestra energía.

De esta forma el organismo se encuentra protegido desde todos los flancos gracias a sestas sustancias tan valiosas que suelen anidar en el corazón de una manzana o la pulpa de una naranja.

De la misma forma manera que ninguna debe faltar ninguna debe consumirse en forma excesiva, cuando los contenidos de la vitamina A son muy elevados, el cuerpo se libra de ellos mediante la orina.

Pero en el caso de la vitamina A nuestro organismo opta por almacenarla en el hígado, esto cuenta con sus pro y sus contra, por un lado el cuerpo no necesita provisionarse de esta sustancia que en el caso de necesitarla acudirá a las reservas.

Pero si los depósitos de la vitamina A son muy elevados se puede producir una intoxicación, si se toma en una dosis adecuada no existirán problemas y usted podrá aprovechar todos los beneficios en pos de una vida saludable.

Las 10 ventajas energizantes:

  • Contrarresta la ceguera nocturna y la debilidad visual.
  • Incrementa la resistencia a las infecciones respiratorias
  • Reduce la duración de las enfermedades.
  • Mantiene sano el tejido epitelial de los órganos
  • Ayuda a eliminar las manchas de la piel producidas por la edad
  • Promueve el crecimiento, el fortalecimiento de los huesos, la salud de la piel, el pelo, dientes y encías.
  • Es muy buena en los tratamientos de acné, carbunco y ulceras abiertas cuando se aplica en forma externa.
  • Colabora en los problemas de enfisema e hipertiroidismo.
  • Interviene en la prevención de algunos tipos de cánceres, como también en la síntesis de los esteroides sexuales.
  • Beneficia la cicatrización de las llagas.