Placeres femeninos que te hacen disfrutar el presente

El placer no es un bien supremo, sin embargo, sí forma parte de la felicidad del ser humano. De hecho, existen diferentes tipos de placer ya que el deleite no sólo puede ser físico sino también, intelectual y espiritual.

En este sentido, uno de los placeres más importantes es el que surge de la conversación entre dos amigas. Es un verdadero placer poder compartir en confianza una preocupación o compartir una alegría. De hecho, como explica Tomás de Aquino el consuelo de un buen amigo resulta un gran alivio.

Otro gran momento para cualquier mujer es aquel que puede dedicarse a sí misma. De hecho, muchas madres están acostumbradas a pensar sólo en los demás y a cuidar del marido y de los niños. Por eso, siempre debes encontrar un hueco semanal para disfrutar de una tarde en la que puedas realizar tus aficiones o quedarte sola en el sofá de casa viendo tu programa favorito.

De hecho, dormir forma parte de otro de los placeres esenciales para muchas mujeres. El fin de semana es un verdadero regalo ya que el sábado y el domingo ofrece la posibilidad de desconectar del trabajo y dormir durante más tiempo. Dormir es muy necesario para afrontar con sentido del humor la rutina diaria. Por ejemplo, los adultos deben descansar un mínimo de 8 horas diarias mientras que los niños deben dormir 10 horas.

El sabor de una infusión relajante, la melodía de tu cantante favorito, hacer deporte, acudir al teatro, disfrutar de una historia en el cine son otras opciones que seguro que te ayudan a exprimir la vida al máximo. ¿Qué es aquello que a ti te hace feliz?